PAUL DESMOND

Érase que se era un tipo de ademán circunspecto nacido en San Francisco, California un 25 de noviembre de los “felices” años 20.

Su música, al igual que su personalidad, estaban desprovistas de todo elemento superfluo. “Belleza, simplicidad, originalidad, discriminación y sinceridad” eran en sus propias palabras las cualidades musicales más importantes.

La sombra de otro saxo alto, Charlie Parker, era muy alargada y en un género y época en los que se exigen todo y más no destacó precisamente por ser un revolucionario del sonido. Decidió seguir su propio camino aunque ello supusiera separarse de la moda conceptual en armonía y melodía bebop.

En su ciudad natal conoció a otro ciprés del jazz que acapararía la atención de crítica y público: el pianista Dave Brubeck. Durante 18 años la banda de Brubeck se beneficiaría del sonido cool de Desmond y les encumbraría al éxito comercial, a pesar de estar alejados del sonido moderno imperante tras la segunda guerra mundial.

“Take five” fue compuesta por Desmond. Si alguien piensa que el jazz no puede acaparar grandes éxitos comerciales, de crítica y de público este tema le desmiente. Fue lanzada como single.

La métrica de “Take five” no es la frecuente del compás 4/4, esta vez es de 5/4, otra rareza añadida al hecho de que se lanzara como single.

Se cuenta que Desmond y Brubeck eran como el agua y el aceite. Desmond, un tipo “frío” y despegado mientras que Brubeck era apasionado y más agresivo.

Aunque Desmond siguiera su camino admiraba el estilo Parkeriano, que hacía las delicias sobre todo de los hipsters de la época.

“No veo la razón por la que tirar por la borda la originalidad de uno para llegar a ser una copia de Charlie Parker”

Como los buenos músicos fue fiel a su personalidad y así consiguieron Brubeck y Desmond esa altura melódica y fresca en contraste con los sonidos excitantes de los boppers de la Costa este. En el primer periodo de los años 50 la Costa oeste, de donde procedía Paul, estaba marcada por la estética cool.

Los expertos ven en Desmond reminiscencias de Frankie Trumbauer, un saxofonista conocido por sus colaboraciones con Bix Beiderbecke y Eddie Lang. El estilo sofisticado de Trumbauer con el saxo C-melody, una mezcla entre un alto y un tenor, puede verse en Desmond.

No es extraño sentir el swing de Desmond puesto que comenzó como clarinetista y  como Bennie Goodman o Artie Shaw llevaban el swing en sus venas. Aunque ,dicho sea de paso, a título particular de quien esto escribe el distintivo de “Rey del swing” de Bennie Goodman es a todas luces hiperbólico.

El saxo tenor Lester Young contribuyó a dar forma musical al lenguaje del jazz con el que entroncan Miles Davis y Paul Desmond. Paul también puso su foco de atención en los chicos de Count Basie: Willie Smith y Johnny Hodges.

Lee Konitz, Lennie Tristano al igual que Paul supieron dar su seña de originalidad, más alejada de la estética jazz imperante. Desde los tiempos de New Orleans, Chicago y Kansas City el epicentro del terremoto jazz se situaba por entonces en New York, pero al cuarteto de Brubeck se le etiquetaba dentro de los grupos de música más ligera, relajada, cool de la costa oeste.

paul-desmond

Su estancia musical en el cuarteto de Brubeck fue desde el año 51 al 67. No comenzó bien la relación Desmond-Brubeck en los 40. Antes de conformar el famoso cuarteto, Desmond había contratado a Brubeck, después le redujo el sueldo y le sustituyó por otro pianista.

Cuando Desmond volvió a California tiempo después para buscar a Brubeck, este no quería saber nada del saxofonista y le había dicho a su mujer que le impidiera poner un pie en su casa.

Se cuenta que no le perdonó hasta que Desmond se prestó a cuidar de los hijos de Brubeck.

Desmond era de naturaleza reservada y lo traslucía a través de su sonido, a veces contenido. Su historia es atípica para el común de los músicos de jazz, sin orígenes afroamericanos, procedía de una familia acomodada económicamente. No fue nunca visto como líder sino como el eterno acompañante de Brubeck. Su paso por la música está pavimentado de grandes éxitos comerciales, lo cual no resta importancia a su saber hacer dentro del género jazz.

Como compositor no fue muy prolífico y aparte del single más vendido “Take five” la mayoría de temas los componía Brubeck.
Al igual que Miles Davis en aquella parte de su carrera, su expresividad al instrumento pasó por conceptos minimalistas.

Un ejemplo es el tema “Audrey”  del año 1954  del album  Brubeck “Time”, dedicado a su amor platónico la actriz Audrey Hepburn.

vinilo “Audrey” (Paul Desmond, Ed Bickert, Don Thompson, Jerry Fuller)

También dió muestras de un ataque de su instrumento menos introvertido en “Wonderful  Copenhagen” , en “Tangerine”  del album  The  Dave  Brubeck  Quartet  in  Europe.

vinilo “Wonderful  Copenhagen” 1958 (Dave Brubeck – Gene Wright – Paul Desmond – Joe Morello)

vinilo “Tangerine”

Donde se aprecia a menudo la inteligencia y habilidad musicales es en los tempos no tan rápìdos y Desmond no necesitó hacer gritar a su saxofón.

En los años 60 de la experimentación vanguardista en el jazz evidentemente no sería visto como un músico rompedor.
Sus credenciales son: desbordante swing, delicadeza, creatividad y portentosa articulación melódicas. Despacha maestría sin reconstruir ni ser copia de nadie y tiene una gran capacidad de acceso al público.

Down Beat en el 53 veía a Desmond un acompañante (sideman) superior al líder del cuarteto. Y así tenía 300 bolos por año..

El cuarteto se disolvió en 1967 a los 43 años de edad de Paul Desmond. Estuvo sin tocar tres años desde entonces. Tras la pausa se unió a Jim Hall en el Half Note de New York, también a Guerry Mulligan, a The Modern Jazz Quartet y a su amigo Chet Baker.
Volvieron a congregar al cuarteto en 1976 en el tour del aniversario de plata, cuyo curso se vió afectado por los problemas de vista del baterista Joe Morello.

Formó cuarteto con Ed Bickert a la guitarra, Don Thompson al bajo y Jerry Fuller a la batería.

vinilo Paul Desmond Quartet – Wendy (Paul Desmond – Ed Bickert – Don Thompson – Jerry Fuller)

Para Don Thompson fue estupendo tocar con Paul Desmond por la lógica de armonía y la facilidad y comodidad que sentía con él.

Aunque pudiera parecer la de Desmond una carrera anodina, lejos de destacar entre los grandes de la escena jazzística , basta conocer la opinión que tenían de él algunos de sus coetáneos. Para Charlie Parker era su saxofonista alto favorito. Para Cannonball Adderley compartía con Benny Carter el título del saxo alto más lírico.

Cuentan que cuando Joe Morello se une al cuarteto en el 56 a Desmond no le gustaba que Morello tocara sus largos solos para agradar al público. Se pasó un año sin hablar al baterista y mientras este tocaba Desmond se iba detrás del escenario a leer un libro.
Hombre solitario, mujeriego, soltero empedernido fueron otras etiquetas que le colgaron.

El padre de Desmond, que durante cierto tiempo había estado tocando el órgano en un cine mudo para acompañar las escenas de las películas y más tarde hizo de arreglista para orquestas de baile, procedía de una familia judía y su madre era católica de origen irlandés.

Desmond comenzó a estudiar el clarinete a la edad de doce años y continuó mientras estudiaba en el instituto politécnico de San Francisco. Fue reclutado por el ejército de Estados Unidos y se unió a la banda del Ejército mientras estaba en San Francisco. Pasó tres años en el ejército sin combatir y allí conocería a Dave Brubeck.

Aparte de “Take Five” otros hits del cuarteto son “Jazz Impressions of Japan” y “Jazz at Oberlin”.

Son composiciones de Desmond: “Balconi- rock” , “Wendy” , “Take ten”, “Eleven four” y “Any other time”.

vinilo Take Ten 1963 (Jim Hall ,Eugene Wright, Connie Kay, Paul Desmond)

Para los entendidos del tema el saxofón alto de Desmond era un modelo Selmer Super acoplado con una boquilla de goma dura del modelo 4A-18M de M. C. Gregory, ambos de 1951, con una caña moderada dura de 3 ½ de Rico.

Algunas citas de Paul Desmond reveladoras de su sentido del humor son las siguientes:

“Yo ya había pasado de moda antes de que nadie me conociera”

“He ganado varios premios al saxo alto más lento del mundo, así como un galardón especial al silencio en 1961”

Con respecto a cuál es el secreto de su tono:
“¡De verdad que no lo sé! Tiene algo que ver con el hecho de que toco de forma ilegal”

“La literatura es como el jazz. Se puede aprender, pero no se puede enseñar”

“A veces tengo la impresión de que continuamente hay orgías por todo Nueva York, y si alguien dice “vamos a llamar a Desmond” otro le contesta “¿para qué? Seguro que está en casa leyendo la Enciclopedia Británica”.

Sobre el estilo del experimentador y vanguardista Ornette Coleman:
“Me alegra que sea tan individual. Me gusta la firmeza de pensamiento y de intención que implica lo que está haciendo, aunque no siempre me guste escucharlo. Es como vivir en una casa toda pintada de rojo”.

El músico Anthony  Braxton  dijo : “Escuchar a Desmond me condujo a Konitz.  Y  escuchar a Parker me llevó a Ornette.  Y  escuchar  a  Bach  me  llevó  a  Schonberg. Lo  mío siempre ha sido que me gusta un estilo particular de música mientras mantenga  mi  interés  …”

Hacia  fines de los años sesenta  Mulligan sustituyó a Desmond  en  el  cuarteto  de  Dave Brubeck.

De una entrevista radiofónica de Paul Desmond a Charlie Parker en 1954 he extraido estas ideas:

PAUL DESMOND: […] ¿Te dabas cuenta en esa época del efecto que ibas a tener sobre el jazz, de que ibas a cambiar toda la escena en los siguientes 10 años?
CHARLIE PARKER: Bueno, por así decirlo: no, no tenía ni idea de que fuera tan diferente.
JOHN McLELLAN: Me gustaría meter una pregunta si no os importa. Quisiera saber a qué se debió este cambio tan brusco. Después de todo, hasta ese momento la forma de tocar el alto era la de Johnny Hodges y Benny Carter, y éste parece ser un concepto totalmente distinto, no sólo con respecto a la forma de tocar el instrumento, sino para la música en general.
PAUL DESMOND: Sí, para cualquier instrumento.
CHARLIE PARKER: […]Hay un montón de historias que se pueden contar con el lenguaje musical. No diría lenguaje, pero es tan difícil describir la música de otra forma que no sea la más fundamental, ya sabes, básicamente melodía, armonía y ritmo. Pero, lo que quiero decir es que se puede hacer mucho más que eso con la música. Puede ser muy descriptiva de miles de formas, para toda clase personas. ¿No estás de acuerdo, Paul?
PAUL DESMOND: Sí, y tú siempre cuentas una historia cuando tocas. Es una de las cosas más impresionantes de todo lo que he escuchado de ti.
CHARLIE PARKER: Ése es más o menos el objetivo, así es como creo que debería ser.
[…] He dedicado muchas horas al saxo, eso es cierto. De hecho, los vecinos amenazaron a mi madre con exigirle que nos mudáramos cuando vivía allí en el Oeste [en Kansas City]. Ella me dijo que les estaba volviendo locos con el saxo. Solía tocar al menos 11… de 11 a 15 horas al día.
CHARLIE PARKER: Sí, es algo que disfrutaba un poco, en realidad mucho más, tener el placer de trabajar con los músicos que he conocido. Y también he conocido a gente más joven, gente que va saliendo. Disfruto trabajando con ellos cuando tengo la ocasión. Si se me permite decirlo, eso te incluye a ti, Paul.
PAUL DESMOND: ¡Oh, gracias!
CHARLIE PARKER: Lo he pasado muy bien trabajando contigo, ha sido un placer único, David… Dave Brubeck… David Brubeck. Desde aquel entonces han ido saliendo montones de gente. Te hace sentir que todo lo que has hecho no ha sido en balde, ¿sabes?, que realmente has tratado de demostrar algo y…
PAUL DESMOND: …Hombre, tú sí lo has demostrado. Creo que has hecho más que nadie en los últimos 10 años a la hora de dejar una huella decisiva en la historia del jazz.
PAUL DESMOND: Bueno, nos estamos adelantando a la secuencia de discos, pero ha sido muy interesante. ¿Algo que decir sobre Miles Davis?
CHARLIE PARKER: Sí, bien, yo… te diré como conocí a Miles. En 1944, Billy Eckstine formó su propia banda. Dizzy estaba en esa orquesta, también Lucky Thompson [saxo tenor]. Estaban Art Blakey [batería], Tommy Potter [bajo], un montón de gente más y, por último y en último lugar, un servidor.
PAUL DESMOND: La modestia no te llevará a ninguna parte, Charlie.
CHARLIE PARKER: [Risas]Tuve el placer de conocer a Miles en San Luis, cuando era un chaval y todavía iba a la escuela. Más tarde vino a Nueva York.  Terminó sus estudios en Julliard, Miles. Se graduó en Julliard y, por aquel entonces, yo estaba empezando a formar mi grupo, ya sabes, cinco miembros, sin personal fijo. Así que formé un grupo y me lo llevé al Three Deuces unas siete u ocho semanas. Y y en aquel momento –después de que se disolviera la banda de Eckstine– Dizzy estaba a punto de formar su propia banda. Pasaban tantas cosas al mismo tiempo que es difícil describirlo, porque pasó todo en cosa de meses. En cualquier caso, me marché a California en 1945 tras disolver mi grupo, el primer grupo que tuve, y no regresé a Nueva York hasta el 47, a principios del 47. Y fue entonces cuando decidí tener mi propia banda de forma permanente, y Miles estaba en mi banda original. Tenía a Miles.  Tenía a Max [Roach, batería], tenía a Tommy Potter [bajo] y a Al Haig [piano] en mi banda. Luego tuve otro grupo con Stan Levey [batería], tenía a Curley Russell [bajo], a Miles y a George Wallington [piano]. Pero, creo que por ahí tienes un disco, uno de los que hice con Max y Miles, creo, más un servidor, Tommy y Duke Jordan [piano]. Creo que es “Perhaps”.  ¿No es ése? Bien, éste salió en, digamos, en el 47… 46 o 47. Estos temas se grabaron en Nueva York, en los estudios WNEW, en el 1440 de Broadway, y fueron el principio de mi carrera como líder.
JOHN McLELLAN: Vale, escuchemos “Perhaps”.

 

El 30 de mayo del 77 en New York Paul Desmond abandonaba  el mundo de los vivos  Su último concierto fue con Brubeck en febrero de 1977, ya con un cáncer de pulmón en fase avanzada. El público no conocía la noticia de su enfermedad pero algunos notarían que tenía que parar más veces de lo habitual para coger aire y poder hacer el fraseado.

Desmond especificó en su testamento que todos los ingresos de “Take Five” irían a la Cruz Roja después de su muerte.


E. Moreno

Fuentes:

-THE CASE FOR PAUL DESMOND       ( Jon Dryden)

-Tomajazz.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s