El dibujante Miles Davis

“Un 6 y un 4 la cara de tu retrato”. Así nos introducíamos de pequeños en el mundo de representar cosas con dibujos. Tengo el recuerdo muy posterior, ya en la etapa escolar de BUP de la escuela pública a la que me llevaron mis padres, de haber conseguido dibujar algo medianamente bien. Un estupendo profesor, de los que tienen paciencia y exigencia, consiguió que copiara un dibujo del perro Goofy colgando cabeza abajo de una canasta de baloncesto. Tengo el recuerdo de que aquel dibujo me quedó bien.

Al trompetista Miles Davis le gustaba ser reconocido como un artista completo ( “si no pudiera crear no me quedaría nada por qué vivir”). Pintaba a diario, paralelamente a su actividad de músico. Su padre, quien le había motivado a decidirse por la trompeta en lugar del violín que le recomendaba su madre, le enseñó también a dibujar a él y a su hermano. Bueno, en realidad Miles enseñó a su hermano porque tenía más imaginación.
“La imaginación lo es todo. En todo. Imaginación”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Miles trataba de buscar un equilibrio en su música, en sus dibujos y me aventuraría a decir que también en su vida.
La galardonada y longeva actriz Cicely Tyson le hizo volver a dibujar después de un tiempo de parón. “Ya sabes como son las actrices. Siempre tardan mucho en arreglarse”. Fue su segunda esposa durante siete años.


Mira también:

miles davis MILES DAVIS


 

Su estilo lleva algo del genio malagueño Picasso. A pesar de sus cualidades para la expresión a través de la pintura, estas no llegaron a hacer sombra a sus cualidades musicales.
Dibujaba mucho cuando viajaba en avión. En una ocasión, de viaje a Perú, para acudir a un concurso de Miss Universo, el avión comenzó a tener fortísimas turbulencias y a descender bruscamente en tandas de ochocientos metros y cuatrocientos metros. Los viajeros entraron en pánico y él también pero cuenta que para superar la tensa situación cogió un bloc de dibujo y se puso a pintar.

No hay duda del efecto terapéutico y relajante que le producía dibujar. Hizo dibujos de más de cinco horas.

Creo que voy a ir a buscar, en el rincón del armario que yo me se, aquel dibujo de Goofy para comprobar si realmente me había quedado tan bien y si aún existe el vestigio de aquel dibujante que nunca llegué a ser.

 

-Puedes apoyar a FeelingJazz vía Paypal

 


Elaboración propia a partir de las siguientes fuentes:

-Talking jazz. Una historia oral. Sidran, Ben

Un comentario sobre “El dibujante Miles Davis

  1. Pingback: Siente a Miles Davis (1926-1991) – FeelingJazz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s