CHRIS KASE:”Quizás hay ahora más hueco para iniciativas más originales que hace veinte años.”

Es trompetista, pedagogo, compositor y todavía le queda tiempo para elaborar cerveza de vez en cuando o cultivar su huerto.

Ha publicado ocho discos como líder. El más reciente titulado “Let Go” fue editado por Errabal Jazz en enero de 2018.

Ha actuado y/o grabado con artistas de jazz como: The Mingus Big Band, Adam Nussbaum, Kenny Wheeler, Bob Mintzer, The Bird of Paradise Orchestra, Steve Coleman, Chick Corea, Steve Wilson, Al Foster, Grant Stewart, Bruce Barth, Conrad Herwig, Jacob Sacks, Jamie Baum, David Berkman, Jim Rotondi, Perico Sambeat, Iñaki Salvador, Jorge Pardo y Don Braden, entre otros.

Desde 1994, mas de setenta de sus composiciones han sido grabadas y editadas.

Reside en Madrid desde 1997.

Hoy hablamos de Jazz con Chris Kase.

chris_kase

© Noah Shaye

PREGUNTA: ¿Qué es lo que te aporta la trompeta y el fliscorno que no encuentras en otro instrumento?

RESPUESTA: Para contestar tendría que probar todos los instrumentos del mundo, ¿no? (risas) Elegí la trompeta antes de saber realmente qué era una trompeta. Tenía nueve años y quería tocar la guitarra, pero mi madre que era maestra de música me convenció que un instrumento de banda sería más apropiado. Eso me abrió la posibilidad de seguir formándome como músico en el colegio e instituto porque en la parte de Estados Unidos donde crecí había medios para hacerlo. La trompeta y el fliscorno como todos los instrumentos tienen muchos colores y dan muchas posibilidades de expresión.

P: Fuiste uno de los quince trompetistas internacionales que participaron en el Concurso Internacional de Trompeta de Jazz Thelonious Monk, celebrado en Washington, DC en 1997. ¿Cómo se seleccionaba a los músicos participantes y en qué consistió el concurso?

R: A finales de 1996 me llamaron desde el Thelonious Monk Institute para saber si yo estaría interesado en presentarme al concurso. Por entonces tenía treinta y dos años y respondí, “¡Sí! ¡Pero no pongáis la edad máxima de los participantes por encima de los treinta y tres!” Y cuando salieron las bases del concurso ahí estaba, “edad máxima de los concursantes: 33 años”. Así que no me quedaba otra que presentarme. Quiero recordar que tenía que grabar con una sección rítmica un tema de Monk (Introspection), una balada (In a Sentimental Mood), un tema propio (True or Waltz, de mi primer disco), un tema rápido (Cherokee) y también grabé Milestones de Miles Davis (o es de John Lewis, nunca sabremos). Yo encantando de estar entre los seleccionados y me quedé impresionado con dos de los finalistas: Diego Urcola y un jovencísimo Avishai Cohen. Luego el trompetista Don Sickler (también productor de álbumes como “Eternal Triangle” y “Double Take” de Freddie Hubbard y Woody Shaw) me dijo que la persona que había escuchado las cintas era Freddie Hubbard y que, ¡la mía le había gustado mucho! Como el dicho, “todos somos ganadores”. Fue una buena experiencia, sobre todo la borrachera que pegué con el gran trompetista Jack Walrath después del final.

viniloEscucha “Introspection” de Thelonious Monk

viniloEscucha “Milestones” de Miles Davis

P: En ese toque elegante y delicado que impregna la sonoridad en tu caso ¿en qué grado participan la técnica, la improvisación, tener un día inspirado…?

R: Parecen elementos dispares pero todos influyen, pero no más que la música que escuchamos y nuestras vivencias a lo largo de los años. También hay que tener un concepto propio de sonido, moldeado por lo que menciono arriba. Si no te imaginas tocando la música que flota por tu mente, si no la escuchas en tu cerebro, es muy poco probable que salga de ahí y si no sale, no podrás transmitírselo a otros, que es la razón de ser para un músico. Si sólo esperas que la inspiración te mueva, llévate un libro porque la espera podría ser larga. Tras una buena improvisación o una buena composición, hay muchísimas horas de preparación y muchas otras cosas descartadas y deshechas por el camino antes de llegar al producto final.

P: Booker Little decía que el jazz pone menos el acento en el exhibicionismo técnico que en el contenido emocional y tu mismo una vez dijiste “compongo la mayoría de mis temas, de pensar poco y de hacer y sentir mucho”. ¿Piensas que el Jazz es un tipo de música al que se quiere poner un envoltorio de intelectualidad que no es necesario?

R: Al no ser intelectual no sé si podré contestar (risas). A veces ese aire intelectual viene de los medios más que de los músicos. He leído críticas de conciertos de jazz en la prensa española que en vez de detallar el repertorio interpretado o los músicos partícipes el periodista suelta una lección de la historia de jazz que me suena a “mira todo lo que yo sé de esto”. Y claro, para un lector casual que a lo mejor en un futuro podría estar atraído por el jazz, eso no sirve de nada, sólo hace daño. Por mi parte a veces me veo aprensivo a la hora de escribir algo descriptivo para el libreto de un disco mío, pero también estoy aprensivo si no lo hago. Para algunos discos lo he hecho y para otros, no.

P: Da la impresión de que tu trabajo “Six” está quizá más estructurado y premeditado que otros trabajos como “Let Go” ¿Cómo es tu proceso creativo?

ChrisKase1712_lo

© Noah Shaye

R: Algunos me han comentado que “Six” suena a big band. Ese repertorio fue complejo y muy escrito, igual que algunos temas de “Let Go”. En cuanto las improvisaciones, los dos discos son iguales: les dejo a los músicos tocar lo que quieren. Por eso les he llamado. Más complejo aún era “My Private Circus” teniendo en cuenta que los temas fueron improvisados y llegué a plasmarlos en papel sólo después de la salida del disco.

viniloEscucha “Let Go” álbum “Let Go”

P: Algunas veces escucho a los músicos de jazz decir que no hay suficientes locales para tocar. ¿Estás de acuerdo? ¿Podrías decirnos algún local de los que ya existen que necesite especialmente apoyo para continuar? Intentaremos darle difusión en feelingjazz.

R: No sé, pero me gusta mucho tocar en Bogui Jazz (Madrid), Dazz (Vitoria) y espero llevar a mi cuarteto a tocar en el Café Central mientra conservo dentadura propia.

viniloEscucha “Teaser” álbum “Let Go”

P: ¿Cómo has visto la evolución del publico de jazz en España desde que decidiste vivir aquí?

R: Quizás hay ahora más hueco para iniciativas más originales que hace veinte años. Si es así se debe en parte a la receptividad de la gente que acude a los conciertos. La evolución del público, en el caso de que la hubiera, es difícil de medir.

P: ¿Qué es más difícil hacer una buena improvisación en directo o exponerte al directo de dar clases en el conservatorio?

R: Son cosas muy distintas pero un buen profesor debería ser flexible y buen improvisador, igual que un buen interprete de jazz.

P: ¿A qué dedicas tu tiempo cuando no estás tocando?

R: A estudiar la trompeta, a dar clase, a tocar el bajo eléctrico, a hacer ruidos con sintes, a componer, a pasear y, dependiendo de la época del año, hacer cerveza y cultivar en el huerto de casa.

P: ¿Qué músicos del jazz tradicional y moderno te gusta escuchar?

R: Miles Davis, Louis Armstrong, Jaco Pastorius, Joe Henderson, Blue Mitchell, Pat Metheny, Wayne Shorter, Freddie Hubbard, John Abercrombie, Michael Brecker, Woody Shaw, Kenny Wheeler, Herbie Hancock, Jack Walrath, Alex Sipiagin, John Coltrane…

viniloEscucha Jorge Vistel & Chris Kase Quintet: “Balance”

viniloEscucha Joe Henderson & Woody Shaw Kongsberg 1987

P: ¿Con quién te gustaría tocar que no hayas tocado todavía?

R: Con Ralph Towner.

chris_kase_quartet

© Noah Shaye

P: ¿Tus próximos proyectos?

R: Sigo molestando cuando pueda con el cuarteto (guitarrista Marcos Collado, contrabajista Ander García, baterista Miguel Benito). He tenido y tendré conciertos con el saxofonista Alberto Arteta, presentando su disco “Behar bizia”. A la vista en abril y mayo hay unos conciertos con el guitarrista Joaquín Chacón en apoyo de su nuevo disco titulado “Origami”. En junio iré a Inglaterra para tocar con el trompetista Daniel Cano, que ha editado su segundo disco titulado “Social Music”, en el cual participo. También en junio estaré tocando en el País Vasco y La Rioja con Donostrio, un trío que tengo con el contrabajista francés Éric Surménian y el batería Nasim López-Palacios. Y algo más, si Dios quiere.

Muchas gracias Chris y buena suerte.

(Foto de portada: © Noah Shaye)


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s