ANDREA MOTIS: “El Jazz va a ser siempre una fuente de creatividad e imaginación”

La juventud no es sinónimo de inexperiencia para esta profesional de la música Jazz. A sus 23 años se acerca a buen ritmo a la decena de discos editados con su quinteto. Atrás quedaron los años de trabajo en la Sant Andreu Jazz band. Hoy es ya una artista consagrada, ampliamente aclamada por la crítica y el público.
Diestra en múltiples facetas como vocalista, instrumentista ya sea con la trompeta o los saxos e incluso, como compositora, no deja a nadie indiferente.

Hoy hablamos de Jazz con Andrea Motis.

Andrea-Motis-Photo-by-Carlos-Pericas-2-495x740

© Carlos Pericás

PREGUNTA: Todo empezó cuando eras pequeña y tocabas con tus amigos para pasarlo bien ¿fue así? ¿en qué momento te diste cuenta de que te querías dedicar al jazz profesionalmente?

RESPUESTA: Cuando Joan Chamorro, que fue mi primer profesor de jazz, empezó a contar conmigo para hacer conciertos y para grabar un disco. Entre los 15 y los 18 años me lo tomé más seriamente.

P: ¿Que te hace feliz del Jazz?

R: Como he estado escuchando jazz desde hace años, este “idioma” musical forma parte de mi vida a nivel personal, porque disfruto de la música. A nivel social también porque es una música con bastante espontaneidad e interacción y estoy rodeada de músicos desde hace tiempo, de mi hermana, la pareja, los músicos de mi grupo, mi padre como oyente y manager… etc.

Lo que me hace feliz es este vehículo de comunicación musical, los sentimientos que como toda música y expresión artística produce y contiene y que se puede desarrollar.

Desarrollándose uno mismo como músico y como persona también, y esta relación con los demás con este vínculo o pasión en común.

vinilo

Escucha a Andrea Motis “Summertime”

(Joan Chamorro Quintet & Scott Hamilton)

P: Si no voy desencaminado una de las facetas más importantes de tu formación la desarrollaste acudiendo a diferentes Jam sessions.

R: No ha sido una de las facetas más importantes en mi formación, yo diría más bien formar parte de una big band infantil o juvenil como la Sant Andreu Jazz band durante 10 años, de los 11 a los 21. Tocar con personas de mi edad así como con muy buenos profesionales, como los miembros de mi quinteto. Llevamos 9 años juntos en esta formación y grabar y escucharme en discos me ha hecho aprender mucho.

He tenido el placer de colaborar y/o escuchar a músicos ejemplares de todas partes. Esto ha sido un extra de motivación y de “presión” en buena medida para exprimir al máximo las posibilidades en cada momento.

P: ¿Qué aprendiste en estas jam sessions?

R: En las jam sessions que he estado he comprobado que en cualquier parte del mundo  es bonito compartir un lenguaje con otras personas, standards, canciones que todos conocemos y podemos tocar. Me sorprende normalmente cómo se toca, las diferencias y similitudes de uno y otro lugar.

P: Has grabado con la prestigiosa compañía Impulse que editó discos a Coltrane , Max Roach o Art Blakey ¿cómo consigues tener los pies en la tierra?

R: Si uno está focalizado en la música y enraizado en su trabajo, que además es un proyecto personal propio y por tanto, también un proyecto de vida, hace falta concentración y constancia y estar coordinado con las demás personas del equipo.

Como pasa en otros trabajos, si se quiere que todo funcione bien y los integrantes trabajen a gusto, no da tiempo ni hay lugar para ser una diva… sí para hacer valer la opinión de uno mismo y escuchar a las personas cercanas para ser eficientes.

P: Creo que has contado alguna vez que al principio el bebop no era tu estilo y que Charlie Parker no acababa de gustarte,

andrea-motis

© Carlos Pericás

¿con el tiempo has desarrollado una capacidad de entender este estilo?

R: Sí, viniendo del Swing y del Dixieland, el jazz más antiguo, el bebop se entiende.

Una vez que has aprendido alguna melodía entiendes las frases bebop y te parece un lenguaje en lugar de solo un montón de notas. A partir de ahí puedes usar las frases en los solos y aprender a tocarlo.

vinilo

Escucha a Andrea Motis “Gee, Baby, Ain’t I Good to You”

P: ¿Crees que alguien que no esté habituado al Jazz puede aprender a apreciarlo?

R: Pienso que el bebop normalmente no va a ser una rama del jazz sencilla para empezar a disfrutar de esta música. Pero siempre hay algún músico que puede ser más agradable. A través del jazz fusión o bien del jazz tradicional, como ocurrió en mi caso, se puede llegar con el tiempo a disfrutar mucho del bebop y sus artistas.

P: ¿Qué te aporta la música como medio de expresión que no puedas conseguir de otra forma?

R: En mi caso la música es el terreno artístico que he desarrollado más, por ello es la forma en la que me puedo expresar mejor. A diferencia de la expresión oral, el arte es más subjetivo, menos explícito y concreto quizás, es un modo de expresión diferente y ,en mi caso, como es el que he aprendido, es lo que puedo hacer.

P: El pianista Bill Evans dijo “coge una partitura, parece que ahí no haya libertad, pero si te tomas el tiempo y comprendes lo que hay en esa página encontrarás tanta libertad como quieras. También puedes tirar ese papel sentarte en el piano tocar con los codos y decir: eso es libertad, para mí no lo es. La libertad más auténtica es la que significa un esfuerzo porque la has conquistado sobre algo sólido”. ¿Qué piensas de esta afirmación?¿Cómo entiendes la libertad a través de tu música?

R: Para mí la libertad que me gustaría asumir sobre la música de jazz es sorprender o agradar, agradarme y sorprenderme con los elementos del lenguaje jazzístico que comparto con mis colegas jazzistas.

Supongo que Bill Evans estaba de una forma u otra pensando en el free jazz y en la improvisación absoluta, que ha sido una corriente en el jazz. Esta usa sonidos más que notas, busca en el instrumento sonidos diferentes que no se parezcan a veces a melodías ni acordes.

Lo que resulta de esto a mi modo de ver es que, a veces, suena todo parecido cuando se lleva a cabo esta improvisación de sonidos caótica y se vuelve un lenguaje o sonido muy
concreto. También pierde infinidad de posibilidades, la “acción organizada” y la “suma de elementos con una finalidad” que tiene la música escrita o aprendida.

Yo siempre digo en broma y sin que sea nada malo para mi, que en el free jazz hay tantos “trullos” como en el bebop. Es natural y me gustan ambos.

vinilo

Escucha a Andrea Motis y Joan Chamorro quartet “Crazy”

nonet-dick-oatts-jamboree

P: ¿En qué formato de conjunto te sientes más cómoda? ¿Cuarteto, quinteto…?
¿Puedes decirnos nombres de los músicos que habitualmente tocan contigo?

R: Habitualmente desde hace 9 años actúo con mi quinteto formado por Joan Chamorro al contrabajo, Ignasi Terraza al piano, Josep Traver a la guitarra, Esteve Pi a la batería
y yo misma. Esta es la formación en la que más me gusta tocar por ahora.

P: Creo que la cantante estadounidense Nancy Wilson es una de tus favoritas,
¿qué otras vocalistas te gustan ya sean clásicas o actuales?

R: Cécile McLorin Salvant, Sarah Vaughan, Billie Holiday, Ella Fitzgerald, Dinah
Washington, Nat King Cole, Johnny Hartman, Amy Winehouse….

vinilo

Escucha a Cécile McLorin Salvant “I didn´t know what time it was”

vinilo

Escucha a John Coltrane & Johnny Hartman (My one and only love)

P: El trompetista Clark Terry decía: “imita, asimila, innova”. Si hubieras querido  parecerte a alguien en trompeta o saxos ¿quién sería?

R: Freddie Hubbard, Clifford Brown, Johnny Hodges, Charlie Parker, Phil Woods, Tom Harrell. Son músicos que me gustan tanto tal y como son , que me habría encantado imitarlos. Pero esto es imposible. Hay que aprender de ellos pero no pensar obsesivamente en imitar. Esto nunca me ha pasado.

vinilo

Escucha a Andrea Motis ” He´s funny that way”

vinilo

Escucha a Freddy Hubbard “Misty”

P: ¿Te sientes más cómoda cuando cantas o cuando tocas?

R: Dependiendo del momento, de mi forma física como trompetista y de cómo tenga la voz.

P: En este punto de tu vida, después de la amplia experiencia que ya atesoras ¿cómo te definirías musicalmente?

R: Se nota mucho que vengo de tocar jazz tradicional, de hacer versiones y que me encanta versionar standards, cosa que no está muy valorada hoy en día. Encuentro que es bonito tanto para el músico como para el oyente.

Un músico creativo, con personalidad e incluso con música original y con lenguaje propio, puede sacar mucho partido a una melodía standard que haya sido interpretada anteriormente por otros. Aún diría más, muchas veces creo que la forma en que mejor puedo valorar estas cualidades en un músico es cuando lo oigo interpretar las melodías que ya conozco. Ahí ves bien lo que la persona propiamente aporta. No tanto si hace algo que no se parece a casi nada.

Creo que versionar es tan bello como hacer canciones. Ahora mismo estoy componiendo y haciendo proyectos propios, así como eligiendo los temas que me parecen más bonitos que conozco del jazz y de la música brasilera. También estoy haciendo adaptaciones y versiones de estos. De todo ello quiero lograr un sonido, clima y sentimiento y positividad propios en mis conciertos y discos.

P: No podemos dejar de mencionar al profesor, contrabajista y saxofonista Joan Chamorro ¿qué ha sido y es para ti Joan chamorro desde aquel trabajo “Feeling good”?

R: Joan fue mi primer profesor en jazz de saxofón alto a la edad de 11 años y fue también
quien me introdujo en la joven Big Band en la que pasé 10 años, la Sant Andreu Jazz Band. De esta manera obtuve mi formación jazzística, ya que antes de los 20 años no estuve en escuela o universidad donde hiciera jazz.
Aparte de la faceta como profesor, Joan fue quien me propuso hacer mis primeros conciertos, que fueron en Barcelona y Menorca, y después grabar el primer disco llamado “Joan Chamorro presenta Andrea Motis”.

Gracias a mis padres, que han estado siempre a mi lado, ayudándome y haciendo todo lo posible por mi, pudimos desarrollar el proyecto de quinteto. Después vino el disco, tuvimos más conciertos, más discos y pasamos a ser ambos, Joan y yo, colíderes del quinteto que hoy en día lidero yo sola. Aunque Joan sigue formando parte de él. Ya llevamos 9 años con diversas colaboraciones y colideratos.

P: De tu experiencia en Chile ¿qué destacarías del jazz que se hace allí?

R: Me encanta el músico Federico Danemann, con el que he tenido la gran suerte de tocar los 3 años que he venido a este país. Me parece un músico excepcional a nivel internacional y ,de hecho, estoy pensando en un proyecto que me gustaría hacer en Barcelona en el Festival de Jazz de mi ciudad con él y otros dos guitarristas.
Esto es lo más destacable para mi del jazz chileno y mis mejores experiencias son haber tocado con el quinteto que montamos para venir aquí junto al batero local Carlos Cortés, Christoph Mallineger y Martin Heinzle, ambos austríacos. Muchas veces contamos con la colaboración de la vocalista Natalia Ramírez, que también ha sido un bello descubrimiento para mi del jazz chileno y se ha convertido en una buena amiga también.

Por supuesto un referente para mi y muchos jazzistas es la saxofonista Melissa Aldana, con quien no he tenido el placer de tocar, pero la conozco y le tengo mucha admiración.
Seguro que quedan muchas cosas por descubrir en los próximos días y en las próximas veces que volvamos.

vinilo

Escucha a Melissa Aldana and Crash trio “The checkout”

P: ¿Qué podemos hacer para acercar más el jazz a la gente joven y no tan joven?

R: Yo pienso que ,como siempre, que esté más presente en los medios de comunicación,
en directo y en la calle. Fomentar la música en vivo y en acústico de forma cercana también es una forma de potenciar el jazz.

vinilo

Escucha a Natalia Ramírez & los swing song bossa

vinilo

Escucha el concierto de Federico Dannemann

P: El jazz ha evolucionado constantemente ¿Cómo ves el presente y el futuro del jazz en cuanto a creatividad?

R: Con las constantes fusiones y con su desarrollo  gracias a los músicos tan buenos que hay entregados a su profesión, pienso que el jazz va a ser siempre, ya esté más o menos lejos de sus orígenes, una fuente de creatividad e imaginación.

Lo es casi por definición. Además creo que no hace falta preocuparse por esto. Mientras siga habiendo músicos y oyentes todo seguirá su camino y se desarrollarán nuevas vías de hacer arte.

P: Llevas ya 6 discos editados si no estoy equivocado ¿Para cuándo el próximo?

R: En principio saldrá el próximo 1 de Marzo. Va a llamarse “Do outro lado do azul”.

P: ¿Puedes darnos alguna pista sobre qué versará tu próximo proyecto?

R: Estará todo inspirado en la música brasileña. Alguna original y otra versionando clásicos, no solo bossa nova y fusión con jazz sino también con mucha variedad de ritmos propios del país, tan rico en ritmo.

Muchas gracias Andrea por atendernos y un abrazo.


jazztojazzlogoA0
Jazz to Jazz experience
Andrea Motis / Agenda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s